lA iNtEnSiDaD dE lA vIDa

Ser uno con la naturaleza… y AMAR…

Si las guaduas están ofreciendo su belleza en diagonal y quieres conversar con ellas, pues se diagonal y se una guadua. Ahora fúndete con ellas.

Y si lo que quieres es ser la luz entre las guaduas, observa la luz y se luz.  Ahora fúndete con la luz.

Y si solo observas el deleite de la vida… pues observa y fúndete con la vida.

Mi reciente caminata, muy corta, en San Antonio del Tequendama estuvo rodeada de AMOR, fusión y vida.

Esas tres bellas mujeres rodeándome, me escucharon… y sonrieron… inclusive hablaron con las guaduas, la luz y la vida. Mi primera caminata después de unos tres meses esperando un toque de gran salud.

Las palabras que leímos, de un maestro indio, rebelde… Atisha, aunque con un toque de otro maestro también indio y algo occidentalizado cuyo nombre esta vez reservo.

“Lo que estés aprendiendo, apréndelo totalmente. No dejes que se convierta en un asunto de <<llegar y salir corriendo>> , métete en lo que estás aprendiendo como si aquello fuera tu vida entera. Juégate el todo por el todo! Se total en todo lo que hagas, porque solo al ser total se aprende.  Solo se te revelan los misterios cuando estás totalmente envuelto en algo. Si estás totalmente enamorado, entonces el amor revela sus misterios; si eres total en la poesía entonces el mundo de la poesía te abre su corazón. ”

Si amas algo totalmente… Esa es la única manera de entrar a la intensidad de la vida.

Post No. 1. de una estrella fugaz